Disculpa los cambios o la falta de coherencia, estamos haciendo ajustes en el sitio web para mejorar tu experiencia. Gracias por comprender.

¿Qué nos depara el 2020?

El azul clásico o estándar es la selección que hizo Pantone Color Institute como el color del 2020. Como cada año esta selección se hace analizando tendencias en moda, diseño e interiorismo, pero esta vez los expertos indagaron en la inestabilidad social y política con la que el mundo se mueve hacia una nueva década.

La denominación de color «azul» abarca en realidad un conjunto de coloraciones similares al color estándar que se les denomina «azuladas», es un color que recuerda mucho al cielo cuando comienza a anochecer por lo que puede asociarse a una anticipación a lo que sucederá después. Laurie Pressman, vicepresidenta del Pantone Color Institute, declaró esto haciendo la pregunta: “¿Qué nos deparará el futuro a medida que avanzamos en las horas de la tarde?”. Esta es una pregunta pertinente cuando nos embarcamos en una nueva década.

El Pantone Color Institute dijo, durante el lanzamiento de su color del año realizado el miércoles 4 de diciembre de 2019, que reconoce sentimientos similares de inestabilidad en el mundo de hoy, desde Estados Unidos hasta Reino Unido, Hong Kong, Siria y en todo el mundo. El azul clásico ofrece la tranquilidad, la confianza y la conexión que las personas pueden estar buscando en un entorno global incierto.

Uso del azul clásico en el espacio

La tranquilidad que Pantone nos ofrece con su selección de color, nos da la oportunidad de crear interesantes ambientes en nuestros hogares o negocios; de manera que esa «incertidumbre» se transforme en una experiencia positiva al aplicarlo en los espacios. De acuerdo a la teoría del color, el azul clásico es un matiz frío cuya saturación alcanza un 92 %, lo que significa que es un color altamente puro desde el punto de vista cromático. En el espacio debe aplicarse de manera dosificada, pues su presencia puede resultar pesada si se usa en exceso; además su valor llega al 49 %, es decir, que poco refleja la luz, por lo tanto su uso puede hacerse en lugares con mucha iluminación de manera que haya equilibrio. Bajo esta condición es recomendable usarlo en áreas sociales como salas, comedores o terrazas con grandes cantidades de luz; de igual manera si es combinado con los blancos y azules claros puede usarse bien en espacios privados menos iluminados como dormitorios o baños.

Si el gusto personal no se decanta sobre este matiz, se puede complementar muy bien con sus colores cálidos opuestos, como el beige o el chocolate. Ambos en similar saturación pero con valores bastante opuestos, de manera que se destaque la fuerte personalidad del azul clásico. Así que si no sabemos que nos deparará esta nueva década de los 20, hay que esperarla con tranquilidad y optimismo.

Paleta cromática de elaboración propia basada en el contenido de este escrito.

Enlaces externos:

— Posted on diciembre 8, 2019 at 7:42 pm by

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 ESTUDIO VIDA. Todos los derechos reservados.