¿Por qué tiembla en El Salvador?

Es preciso entender que la gran frecuencia sísmica en el territorio salvadoreño ha existido desde siempre. Según registros, el territorio que actualmente ocupa El Salvador ha tenido aproximadamente 54 terremotos que le han afectado desde la época colonial, lo que para el País ha significado constantes pérdidas en infraestructura así como impactos en la cultura local.

Para entender este fenómeno es preciso hablar de la teoría de la tectónica de placas, esta explica que la superficie terrestre se compone de piezas llamadas “placas” y que estas se encuentran en movimiento desde hace miles de millones de años; esta teoría nació en los años 60 a partir de las investigaciones de Robert Dietz, Bruce Heezen, Harry Hess, Maurice Ewing, Tuzo Wilson, entre otros. De acuerdo a esta teoría, los movimientos de estas placas permitieron que todas las masas de tierra se unieran hace unos 300 millones de años formando una sola llamada “Pangea”, posteriormente esta se volvió a fragmentar formando los actuales continentes. Las fuerzas por las que existen estos movimientos son simplemente manifestaciones de liberación de calor en el interior del Planeta.

Placas tectónicas mayores. Puede observarse las flechas en rojo en las uniones de las placas, estas indican la dirección de las fuerzas entre una y otra, algunas tienden a juntarse más y otras se separan. Dibujo del United States Geological Survey (USGS), versión en español por Daroca90 (2014).

La gráfica del USGS ilustra que Centroamérica se ubica al norte de la unión entre la placa de Los Cocos y la placa del Caribe y también señala que entre una y otra tienden a juntarse más, a este fenómeno se le conoce como “subducción” y consiste en que una de las placas, en este caso la placa de Los Cocos, tiende a insertarse bajo otra placa, en este caso la placa del Caribe. Este conjunto de fuerzas tectónicas se acumulan en el tiempo pero llegado el momento se liberan provocando fuertes terremotos, ese es el motivo por el cual la mayoría de los epicentros de los sismos percibidos en El Salvador tienen origen en el oceano Pacífico, ya que es justo en donde se genera el fenómeno de subducción, pero además este ha sido el responsable de la formación del cinturón volcánico a lo largo de la costa centroamericana y por consiguiente se considera una falla tectónica regional.

Diagrama del proceso de subducción. Elaboración de KDS4444, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=49035989 consultado en 2017. Versión en español por Rafael Tobar, 2017.

 

Mapa sísmico de El Salvador desde 2011. En rojo pueden visualizarse los epicentros de los sismos percibidos valorando que la mayoría se localizan en el oceano Pacífico. Fuente: Servicio Nacional de Estudios Terriotoriales (SNET), 2017.

De acuerdo al mapa sísmico registado desde el 2011 por el SNET de El Salvador, existen además epicentros localizados sobre el cinturón volcánico, los cuales revelan fallas tectónicas locales en el territorio salvadoreño. Estas fallas son también originadas por el fenómeno de subducción pero como una consecuencia secundaria derivada de la formación montañosa que se encuentra activa aun hasta nuestros días.

El enjambre sísmico del 2017

De acuerdo a informes presentados por el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET), el enjambre sísmico de abril de 2017 se inició el domingo 9 con epicentro localizado en el Plan de La Laguna, Antiguo Cuscatlán, sin embargo ha mantenido un crecimiento hacia el norte sobre la zona donde se localiza el parque Bicentenario, el epicentro del más fuerte percibido el lunes 10 se localiza al poniente de la plaza Masferrer.

Mapa de la zona de fallamiento durante el enjambre sísmico de abril de 2017 hasta el más fuerte percibido el lunes 10 cuya magnitud fue de 5.1 grados Richter. Fuente: Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET).

Alfredo Guillen*, (2017) en su cuenta de Facebook comenta que “todos los temblores han sido relativamente bajos en la escala Richter. Pero lo curioso es que todos están alineados entre el Picacho del volcán de San Salvador Y del plan de la laguna.” sic. Al comparar el mapa de la zona de fallamiento con las fallas registradas por el SNET desde el 2011, puede valorarse que en efecto estos epicentros se localizan fuera de las fallas locales registradas, aunque de acuerdo a los monitoreos realizados por esta autoridad, el origen del enjambre sísmico no tiene relación con actividad en el volcán de San Salvador. El Plan de La Laguna es una zona industrial localizada en el municipio de Antiguo Cuscatlán, siete kilómetros al sureste del Volcán y se trata de un cráter volcánico que sucumbió hace unos 2200 años. En el interior del cráter se encontraba una laguna cuyas aguas, de acuerdo a Carlos Cañas Dinarte**,  fueron drenadas después del terremoto de 1873.

Mapa del sistema de fallas en San Salvador desde 2011. Puede apreciarse en rojo los epicentros de los sismos registrados (percibidos o no) en el enjambre sísmico de 2017. Fuente: Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET), 2017.

De no encontrar ningún tipo de actividad en el volcán de San Salvador, este enjambre sísmico representa únicamente un fenómeno más de los muchos que históricamente han afectado al País. La realidad ambiental salvadoreña simplemente está rodeada de sismos y es natural que en determinados momentos se descubran nuevas fallas, como podría ser este caso, que no son más que la consecuencia geológica final de los movimientos entre las placas que circundan a Centroamérica.

(*) Alfredo Guillén es un arquitecto salvadoreño.

(**) Carlos Cañas Dinarte es historiador salvadoreño.

— Posted on abril 11, 2017 at 10:47 pm by

Tags:

Comments (2)

  1. Ricardo Ayala K. - Ingeniero Consutor Reply

    abril 13, 2017 at 7:17 pm

    Pasado este evento será necesario hacer un Foro Técnico Independiente para analizar estos sismos tan raros que hemos tenido y que, más han parecido sacudidas por caída de grandes masas de material hacia zonas más bajas que forman cavernas, cárcavas o vacío bajo el suelo. En la zona industrial de lo que conocemos como Plan de la Laguna en Antiguo Cuscatlán existe un drenaje natural que permite drenar esa zona (que es un cráter perfecto) sin ningún mecanismo sino por gravedad. Ello indica que hay una conexión entre la zona y las profundidades inferiores. Esto sólo es una teoría, al igual que la externada por los técnicos del SNET sobre los movimientos por choque de las placas. Lo uno no descarta lo otro y creo que debemos buscar la verdad del fenómeno pues sólo conociendo la verdadera causa podríamos aplicar medidas racionales y efectivas. Hace unos años visité las cavernas cercanas a Lubiana, la capital de Eslovenia, que son tan grandes que adentro de ellas podría volar un avión 747 y que en su oportunidad (miles de años atrás) causon sismos muy fuertes cuando se despendieron enormes masas de tierra debido a un río subterráneo, a decir del guia que atiende las visitas de los turistas, que circulamos en un tren descubierto dentro de las cavernas y las luces se van encendiendo conforme el tren circula.

    1. Editorial ESTUDIO VIDA Reply

      abril 19, 2017 at 3:12 pm

      Muchas gracias por su comentario Ing. Ayala, su experiencia aporta más conocimiento para nuestros lectores. Le invitamos a suscribirse a nuestro boletín o seguirnos en nuestras redes y de esa manera comentarnos cuando lo considere pertinente. Buen día.

Responder a Ricardo Ayala K. - Ingeniero Consutor Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.