Disculpa los cambios o la falta de coherencia, estamos haciendo ajustes en el sitio web para mejorar tu experiencia. Gracias por comprender.

Lomas de un hermoso respiro

La oferta de vivienda en altura para estratos medio-altos se ha popularizado en San Salvador, en particular en las colonias Escalón, San Benito y alrededores en el oriente de la ciudad, pero también existe una oferta considerable de este tipo de vivienda en el sur, en colonias como San Mateo, San Francisco y Lomas de San Francisco; por decir algunos casos. Todos estos conjuntos habitacionales guardan en su mayoría un común denominador: la poca atención a las áreas de convivencia social.

Según relata la edición 44 de la revista Arquitectura, lanzada por el Colegio de Arquitectos de El Salvador (Cades) entre enero de 1980 y junio de 1983, se había proyectado por ese entonces el condominio habitacional «Lomas de Vista Hermosa» (hoy «Jardines de Vista Hermosa»), que fue diseñado por el arquitecto Armando Muñiz Iglesias, mejor conocido como «Toy». El concepto que Toy ideó, según relata esta revista, responde financieramente a los requerimientos planteados por los propietarios del proyecto: cantidad de apartamentos, área aproximada de cada uno y ambientes; sin embargo la topografía del terreno así como su ubicación destacan como variable regente la vista panorámica a la ciudad.

Fotografía de Luis Figueroa (2013)

Fotografía de Luis Figueroa (2013) tomada desde su apartamento en condominio Jardines de Vista Hermosa en el 4o. nivel.

Para aprovechar la variable regente y la complicada topografía Toy emplazó cuatro edificios (A, B, C y D) alineados a la avenida Bella Vista, al norte del terreno, y dispuso dos de ellos (B y C) en un nivel bajo del terreno junto al área recreativa, dos estacionamientos en un nivel intermedio y los otros dos edificios (A y D) en un nivel de terreno alto, de esta manera lograría que la mayoría de los apartamentos gozaran de la vista a la ciudad. Llama la atención que con esta idea de agrupación de los edificios Toy cuidó «que se obtuviera el área recreativa (colocada al centro) para ser disfrutada equitativamente por los moradores de los cuatro edificios y, dejando como variable secundaria los estacionamientos, que fueron ubicados con accesos directos de las arterias existentes, sin provocar cruces peatón-vehículo en el interior del complejo», tal como cita el relato de la revista. Esto deja clara una postura de prioridad del habitante como ser social permitiéndole la sana convivencia a través del área recreativa, alrededor de la cual se disponen los apartamentos con terrazas y vistas a la ciudad.

Planta de Conjunto

Los requerimientos planteados por los propietarios se estudiaron en una unidad habitacional que, aprovechando el emplazamiento de los edificios, permitiera que los moradores gozaran de la variable regente. Así se obtuvo como resultado un módulo de dos niveles, en primer nivel la zona social con: sala, comedor, cocina, estudio y terraza y, separado mediante un pasillo común la zona de servicio; y en segundo nivel la zona privada con dormitorio principal, terraza privada, dos dormitorios secundarios, sanitario social y baño de uso general. La solución permite la ventilación cruzada en la zonas social y de servicio gracias al pasillo común central y además incrementa la «sensación de propiedad» según relata la revista. Finalmente se decidió agrupar seis módulos en el sentido horizontal y dos en el vertical obteniendo un edificio de doce unidades habitacionales en cuatro niveles, con pasillos comunes en el primer y tercer nivel y escaleras en ambos extremos.

Plantas Arquitectónicas

Quizá lo más novedoso de la idea de Toy es precisamente el manejo de niveles en cada apartamento. Él dispuso en «medios niveles» algunos de los espacios, de manera que desde el primer nivel se baja un tramo de escaleras para llegar al estudio o se sube para llegar al sanitario social y al baño de uso general. Esta curiosa disposición permitía concentrar las zonas húmedas en sitios técnicamente estratégicos, además todos los espacios contaban con una excelente ventilación natural cruzada que aprovechaba los dominantes vientos del norte de nuestra región y por último, su escalera interna dotaba al apartamento de una atrevida espacialidad que proveía de conexiones sensoriales entre todos los niveles.

Sección Transversal

Lamentablemente, estas características no se lograron del todo en el producto final ya que se eliminaron los «medios niveles», pero sí se conservaron las ventilaciones cruzadas así como los espacios componentes. Es posible que dos fueran las razones por las cuales se decidió hacer este cambio. En primer lugar el manejo de «medios niveles» en un módulo que se repite doce veces en un edificio resulta estructuralmente arriesgado, pues obliga a hacer muchos quiebres en cada piso; y por otro lado la estratégica pero compartida ubicación de sanitario social y el baño de uso general reduce la privacidad tan deseada por los consumidores del mercado de la vivienda.

«Lomas de Vista Hermosa» que hoy se conoce como «Jardines de Vista Hermosa» representa en la actualidad una propuesta urbanística coherente y socialmente sostenible, es un ejemplo retomable para proyectos de vivienda contemporáneos pues pone la convivencia social como centro de las actividades en entornos habitacionales. La arquitectura es capaz de transformar la cultura de los pueblos precisamente cuando el diseñador arquitectónico toma posturas como esta. No hay duda que Toy Muñiz aportó, a través de este proyecto, un respiro a nuestra realidad actual, tan apática e individualista que nos hace olvidar cuan importantes somos como sociedad.

— Posted on agosto 26, 2016 at 11:31 pm by

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2019 ESTUDIO VIDA. Todos los derechos reservados.